Las distribuidoras pertenecientes a la Asociación de Empresas Eléctricas (ASEME) afrontan el reto que supondrá el crecimiento del autoconsumo apostando por la innovación